Dependencia; llámalo seguro

A medida que pasa el tiempo vamos debilitándonos. El tiempo de vida cada vez es mayor; pero eso no siempre significa calidad de vida. Todo va muy deprisa; tanto que a veces ni se tiene tiempo para los seres más queridos… esta bien tener información sobre el seguro de dependencia.

Nos hacemos mayores; tu también

Sakhan Dosova y Carmelo Flores no “necesitaron” dependencia, pero no todos somos así. Sakhan nació el 27 de marzo de 1879, en esa fecha fué cuando nacio la primera caja registradora con movimiento de dinero (James Ritty) o cuando el amigo Konstantin Fahlberg publica un artículo donde explica lo que es la sacarina! El bueno de Carmelo Flores nació el 16 de julio de 1891, en ese año nace la primera constitución en Brasil, también el papa León XIII publica su encíclica “Rerum Novarum”.

Sakhan murió con 130 años de edad, Carmelo con 123 años. Son casos, lógicamente, especiales. No todos llegaremos a esas edades y en plenas facultades.

Gracias a la calidad de vida que tenemos; ¡la vida se alarga! Pero no siempre se llega en las condiciones idóneas…

¿Qué es la dependencia?

En lenguaje publicitario sería; “la tranquilidad de tu futuro”. En un lenguaje más oficial sería la situación en la que una persona no puede valerse por si misma.

La dependencia puede ser por enfermedad u otras causas de limitación o discapacidad. Una persona es dependiente cuando se encuentra en estos casos:

– Hay una limitación física, psíquica o intelectual.

– Hay una incapacidad para hacer laboras cotidianas por uno mismo.

– Hay una necesidad de contar con la asistencia de una tercera persona.

seguros, corredurías de seguros, jubilacion

¿Todo está regulado?

¡Si! Tiene su regulación. Un inciso, en este post como en todos los que hacemos buscamos y sabemos diferente información de las diferentes aseguradoras o mediadores. Eso no significa que todas cumplan las posibles coberturas que aquí exponemos. Ojo y siempre consultar con su mediador habitual.

Hay un Real Decreto 504/2007 que data del 20 de Abril en el cual se “recopila” un Baremo de Valoración (BVD). En este baremo se definen los diferentes niveles de dependencia. De esta forma es posible determinar la dependencia moderada, dependencia grave y la de gran dependencia.

a) Grado I. Dependencia moderada: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal. Se corresponde a una puntuación final del BVD de 25 a 49 puntos.

b) Grado II. Dependencia severa: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requiere el apoyo permanente de un cuidador o tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal. Se corresponde a una puntuación final del BVD de 50 a 74 puntos.

c) Grado III. Gran dependencia: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal. Se corresponde a una puntuación final del BVD de 75 a 100 puntos.

Algunos beneficios del seguro de dependencia

Como decíamos antes ¡ojo! Cada “marca” ofrece diferentes coberturas.

Estas coberturas ya no son solo para el asegurado, sino para la familia. Algunas de las cosas que puede cubrir son el fallecimiento, asistencia familiar, teleasistencia, orientación telefónica, ayuda a domicilio, renta mensual vitalicia, psicólogo, dietista nutricional, servicio jurídico, vigilancia nocturna, información a familiares, acompañamiento, limpieza del hogar… incluso si se produce el fallecimiento antes de los 75 años y no ha sido usado el seguro se devuelven las primas pagadas(lógicamente a la persona/s que estén designadas)

Además este tipo de seguro tiene otras ventajas como:

– desgravación de hasta un 56 % de la prima paga por el seguro.

– recibe un Asesoramiento fiscal y jurídico telefónico.

– es un producto sin carencias.

– fácil contratación.

– las coberturas se produce independientemente de la causa que produzca el estado de dependencia.

– periodo de contratación desde los 18 años hasta los 75 y renovable hasta los 80 años.

Vía: los mejores seguros del mundo



Suscríbete a nuestro blog si quieres estar al tanto de noticias, artículos y actualidad del sector asegurador:

Categorías